30 BORGES 30 (TD)

30 BORGES 30 (TD)



Precio : $ 480,00



La filosofía que cultivo y la poesía que nos ofrece Carlos Duguech son dos modalidades distintas de la palabra. Mientras una discurre entre argumentaciones la otra deja volar la imaginación y juega con el lenguaje. La condición humana es el lugar común, la tierra dónde crece, luminosa, la reflexión filosófica y danza libremente la imaginación poética. Ambas tienen una estirpe en común: sonidos rodeados de silencios que señalan sus límites. Ambas abrevan en la misma fuente: la urgencia de los hombres de pensar por sí mismos -sin la tutela de los dioses- en una magnífica artimaña del espíritu contra la muerte. William Blake lo dijo: ¿la eternidad está enamorada de las obras del tiempo¿. Cristina Bulacio
¿Qué quiere este hombre de mí? Siento el peso de esa mirada insistente, cada vez que pasa por esta plaza. Y es a mí, no al General que me da la espalda. Me acosa un poco. No parece darse cuenta que por más que busque mi mejor perfil, o tal vez el peor, no voy a poder brindarle nada. Nuestro diálogo ilusorio es un monólogo que hasta cierto punto me halaga. Sostengo mi báculo, un poco cerrando el signo de interrogación de su empuñadura, ya que no necesito preguntar. Eugenia Flores de Molinillo
30Borges30 es un título audaz y apropiado para un libro mentiroso, en el mejor de los sentidos de la palabra. Porque Duguech promete que rendirá un homenaje formal y ortodoxo, en sacrosantos versos endecasílabos, al mayor escritor argentino de todos los tiempos, a los 30 años de su partida. Eso creemos entender los lectores al comenzar la lectura. Y termina por propiciar un fenómeno nada solemne y sí muy borgeano: se convierte en el demiurgo que hace pensar y hablar a una estatua que, a su vez, intenta parecerse a Borges. Nada más y nada menos.
Menuda tarea que culmina exitosamente. Como era de esperarse de un escritor con todas las letras; enamorado ¿sin posibilidad alguna de salvación¿ de las palabras de nuestro idioma; naturalmente dotado para la poesía. Sí. Carlos Duguech es poeta sobre cualquier otra cosa. Mercedes Chenaut

También le puede interesar