ECOS ALEMANES EN LA HISTORIA ARGENTINA

ECOS ALEMANES EN LA HISTORIA ARGENTINA



Precio : $ 638,00



Ningún país existe sin guardar los ecos de lo que otras naciones producen en él. En la variedad abierta de historias y culturas, nunca un país comienza ni acaba en sí mismo. Una nación es una deseada plenitud que agobia y un tajo que debe saber hacerse. La formación cultural argentina se hizo y se está haciendo. Cada nación alberga olvidados museos de los lenguajes que recorrieron mucho para desembocar allí. Ya no son iguales a sí mismos pero pueden conservar el recuerdo de cómo fueron amasándose con otros. Hubo muchas voces alemanas en la historia argentina y los argentinos se dirigieron de muchas maneras hacia Alemania: inquirieron, admiraron, denostaron.
La cuestión tiene cabos sueltos, pero no puntos centrales asentados. Algunos de ellos quisimos revisarlos en este escrito que llevamos a la Feria del Libro de Frankfurt de 2010, a la que Argentina fue invitada en su aniversario como nación independiente. No dejamos de lado la conmemoración que lógicamente nos es grata. Pero escribir sobre las relaciones entre Argentina y Alemania (relaciones culturales, relaciones entre ideas y espasmos políticos) es una forma del destierro. Surge de allí el primer reconocimiento de los diálogos fecundos.